viernes, 28 de octubre de 2016

Evitar las compras compulsivas #Minimalismo

Lo que resulta más difícil aún que el decluttering es dejar de comprar, especialmente en este mundo capitalista que nos succiona la razón con los programas absurdos y la publicidad sensacionalista. Claro, que hablar de comprar requiere plantearse dos tipos de compra: la compra por necesidad y la compra por compulsión. El punto está básicamente en saber trazar la linea exactamente en el sitio al que pertenece. Yo gestiono muy muy bien mi dinero (habrá futuro post sobre este tema - si os interesa dejadmelo en los comentarios) y hace tiempo que no compro por comprar para luego arrepentirme y sentirme culpable por el derroche. Pero lo he vivido. Tu también. Lo sabes. Lo sé.
Pues bien, hoy os traigo unas preguntas que haceros a vosotros mismo antes de hacer cualquier compra no premeditada:

1. ¿Tengo uno igual?
Ejemplo: Tengo 4 bolígrafos negros, no necesito comprar otro bolígrafo negro hasta que gaste los otros, por muy maravilloso y diferente a los otros que sea.

2. ¿Lo necesito?
 Ejemplo: Hay unas pegatinas super monas en *introduce tienda de papelería o mierdis que siempre te tiente* pero yo nunca uso las pegatinas que compro por muy maravillosas que sean, ergo, no necesito más pegatinas.

3. ¿Tengo sitio?
Ejemplo: Estoy en x tienda de ropa y veo el chaquetón de mi vida, pero mi armario esta lleno, no lo puedo comprar si no tengo donde guardarlo.

4. ¿Que me aporta?
Ejemplo: A mi no me gustan los vaqueros boyfriend, pero creo creer necesitarlos porque la sociedad así me lo indica, esos vaqueros solo me van a aportar incomodidad, inseguridad y arrepentimiento. Fuera.

5. ¿De verdad que voy a amortiguar el precio con su uso?
Ejemplo: Este vestido es ideal para la boda que tengo en julio, cuesta 250€, la siguiente boda no la tengo hasta el siguiente verano. Este vestido va a ser algo que sólo me ponga en eventos muy concretos y ese dinero que estoy despilfarrando puede pagar mis facturas o hobbys.

También os recomiendo que antes de comprar nada os deis unos días de margen, si de verdad lo quieres no podréis pensar en otra cosa o, al menos, será un pensamiento recurrente. Pensad: "quiero esto" salid de la tienda y si en dos semanas lo seguís queriendo con tanto ímpetu como al principio entonces volved a la tienda. ID A COMRPAR SOLO ESO QUE TANTO QUERÍAIS, NO ME SEÁIS EH...
Muchas veces incluso recurriendo a estos pequeños recursos que os propongo no hay nada que hacer contra esa voz que te dice COMPRA, COMPRA, COMPRA lo mejor que se puede hacer... (redoble de tambores para el super tip)

NO LLEVAR DINERO

o por defecto, llevar lo justo para un café y poco más

... Si necesitáis dinero de emergencia siempre va a haber alguien que os lo pueda prestar o que acuda en vuestra ayuda con la cantidad que preciséis.
No me hagáis trampa que la tarjeta de crédito nos hace el mismo mal que las monedillas, todo bien guardado en casa, menos cuando tengáis que hacer la compra, claramente.

Comentadme como arrinconáis a vuestra pequeña consumista, si tomáis mis pequeñas guías no dudéis en contarme vuestra experiencia, ya sabéis que me encanta conocerla.
¡Nos leemos hermosuras!

P.D.: Los ejemplos son muy tontos pero quería que lo vierais bien claro, por supuesto luego el proceso mental de cada uno puede desarrolarse de manera mucho más compleja y por motivos con más peso.

4 comentarios:

  1. El truco de no llevar dinero es el mejor, jaja. Porque yo también soy de gastar sólo en lo imprescindible, pero si en alguna tienda veo alguna tontería tipo libretita o muñequito barato no falta el "Por una vez me podría dar el capricho, siempre me estoy privando, me lo merezco".

    Para saber cuándo "darme el caprichito" viene genial llevar una cuenta de gastos, en realidad. Yo tengo un calendario además con gastos futuros, y si por ejemplo en noviembre tengo un cumpleaños y sé que tendré que invertir en un regalo pues ya sé que este mes no debería haber gastado de más :) ¡Y al revés, si los gastos de un mes han sido menores de lo habitual te puedes permitir un detallito para ti!

    Otro filtro útil además de los que has dicho, que también son geniales, es el práctico. ¿Lo voy a utilizar seguro o va a estar acumulando polvo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo llevo muy a raja tabla lo de apuntar lo que gasto, cuando gasto poco me vengo arriba y me compro alguna chorradita jajaja
      Me gusta ese filtro que comentas!! Super util!
      Gracias por comentar :D Nos leemos

      Eliminar
  2. Yo ahora no compro porque no tengo un puto duro así que soy minimalista a la fuerza, como ya te dije.

    Me ha encantado el ejemplo de los bolígrafos ya que estoy usando uno de tinta que me deja marcas en el bullet journal pero estoy decidida a gastarlo antes de comprar otro. Parece una tontería, un boli que puede costar 2€, pero sé que si voy a la fnac no compraré solo un bolígrafo jajajaja.

    Me está ayudando la wishlist que me he hecho en el bullet journal, ya que cuando tenga dinero sé en que gastarmelo. La miro a veces y puedo escribir al lado si de verdad me hace falta o es un capricho. (La remodelación del blog me ha salvado el dinero que estaba dispuesta a pagar por el hosting de wordpress premium).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa lo mismo, si voy a comprar una cosa salgo con tres jajaja
      Me encanta la idea de la wishlist en el bullet, tengo que ponerlo en practica, ¡muchas gracias por la aportación!
      Ya vi tu remodelación, me gusta mucho como lo dejaste :D

      Eliminar