viernes, 11 de noviembre de 2016

Depilarse o no depilarse, esa es la cuestión

Yo no me depilo, pero si que lo hago.
A mi me gusta el pelo, pero no termina de gustarme.
Vale, lo entiendo, no me seguís, lo diré de un modo más comprensible:
Yo me depilo sólo cuando me apetece, porque como en la cabeza, el pelo me gusta de una forma o de otra (o me apetece llevarlo de una forma u otra) según la temporada.
¿Sí? ¿Ya? ¿Todo el mundo en claro?

No hace falta mencionar que el discurso y debate acerca de la depilación femenina está a la orden del día (nunca masculina, por favor, ellos son dueños de su cuerpo, nosotras meras esclavas). Hay entradas y vídeos fabulosos (tal que este) diciendo, básicamente, que no se depilan porque no quieren (desgraciadamente siempre hay que explicarlo un poco más para que a todo el mundo le entre en la cabeza), y tras pensarlo mucho me apetecía disertar un poquito sobre este tema, porque sí, porque me da la gana.

Esta mañana mi madre se me ha acercado, riéndose, para señalar algo que yo bien sabía, iba en tirantes y no estaba depilada. Yo, muy digna, le he dicho que era consciente, y que me gustaba (y me gusta) el tacto de unas axilas peludas. Ella, queriendo tener razón, ha sacado su mejor argumento "pero hija, así hueles más", no, madre mía querida, no huelo más porque me molesto en estar limpia, y en cualquier caso el olor natural a feromonas no es desagradable, es natural. Natural como que me crezca pelo en lugares insospechados.
Curiosamente poco después ha venido mi padre a decirme a ver si me depilaba, que ya era hora, que es muy penoso, curioso viniendo de un hombre que NO se depila. "Es que eres feminista" argumento que aún no entiendo, un hombre que considero abiertamente feminista usa el argumento de "la feminista"... Padre, querido, cientos de feministas se depilan, al igual que cientos de ellas no lo hacen, pero yo no pertenezco a ninguno de esos grupos, hay cientos de mujeres que se depilan cuando les da por ahí, si, exacto, yo pertenezco a este último.
Me temo que mi hermano pequeño tampoco se libra de esta crítica, 15 años y ya esta alienado, le estoy encauzando pero será un proceso largo y doloroso. Cuando ve mis piernas sin depilar se indigna, ¿cómo puedo ir así? con pelo, como una salvaje... Pero una vez más, él es un hombre que no se avergüenza de su bello corporal, al parecer yo he de hacerlo, ¿encontráis la lógica?

No voy a haceros ahora una disertación super elaborada sobre por qué esto está mal, cada uno es libre de jugar y opinar lo que mejor se le ajuste, pero por favor, seamos críticos, la igualdad empieza en pequeñas cosas (como lo es depilarse) y termina con oportunidades de trabajo equivalentes.
Yo no quiero que mis futuros hijos varones piensen que el bello femenino es algo a evitar, quiero que lo encuentren tan sexy y natural como la piel suave recién depilada.

SOY HEMBRA Y POR AHORA NO ME DEPILO, ¿CUAL ES TU PROBLEMA?!


4 comentarios:

  1. Yo soy una jodida desgraciada y tengo más pelo que un hombre (creo). A mi siempre me ha parecido fascinante que nunca jamás haya visto la pierna peluda de otra mujer (los anuncios de depilación...en fin), pero sí he visto a hombres siendo depilados y llorando.
    Yo soy muy dejada en cuanto a los pelos, y es algo que mis parejas tienen que acostumbrarse, pero bueno, a mi novio le hace gracia que rasque, aunque entiendo que no es lo normativo y que no le atraiga (pero no me lo echa en cara jamás)

    Tengo tanto pelo, que cuando me da por depilarme me siento fatal, como si tuviese que esconderme y no fuese femenina. Después de depilarme no me siento una diva tampoco la verdad.

    MI MADRE DICE LO MISMO QUE LA TUYA. Que huele más. Excusa de mierda como la que dan para que vayamos coñicalvas.

    Yo soy como tú, a veces me depilo, a veces no. El caso es que lo odio, no tengo tiempo para pasarme la cuchilla cada día (tengo cosas mejores que hacer xD) o invertir dinero en la cera que duele como unahijaputa. Y no quiero hablar ya de la "epilady"...

    En fin, tu hermano, cuando tenga novia, la verá con los pelos alguna vez. No se puede esconder que nos crecen los pelos para siempre. Igual que cagamos y nuestra regla no es azul como la de los anuncios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo muy bien, me hice la laser durante dos años en piernas enteras y aún tengo pelo, sólo que ahora no parezco un oso jajaja Y en cunto a lo de pagar o perder el tiempo I TOTALLY FEEL YOU.
      Mi novio nunca ha hecho evidente si le gusta o le disgusta, yo creo que le da bastante igual, conociendole como le conozco creo que de hecho le molesta que nos tengamos que ver obligadas a depilarnos.
      Gracias, como siempre, por comentar hermosa :D

      Eliminar
  2. Jajaja me ha encantado tu post, pero yo soy totalmente contraria... YO ODIO, DETESTO los pelos, uy no, si ya he probado todos los métodos de depilación habidos y por haber menos el láser y es que eso me da cosita todavía jaja pero a mi al contrario, no me gusta la sensación, no se si huela más o no, porque en cuanto me crecen los vellitos lo necesario para depilarlos LOS ELIMINO jajaja soy un poco piki con esas cosas y no me gusta tenerlos, si hasta con lo de los brazos sufro jaja pero esos no me los quito porque duele la vida. Aunque admito que a veces es más cómodo no hacerlo, tampoco es que sea súper obsesiva jajaja. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es genial ver una prespectiva contraria, muchas gracias por tu comentario.
      El láser duele la vida, son unos 10-15 minutos de sufrimiento total (si eres muy palida como yo te ponen la potencia muy alta y en fin, quema) y si tienes la mala suerte de ser muy belluda tu bolsillo se resiente (o lo acabas dejando como yo).

      Eliminar