viernes, 2 de diciembre de 2016

Reseña cinéfila: Doctor Strange

Marvel, mi maravilloso y querido Marvel, se ha superado una vez más con esta película.
Tengo que admitir que yo no sigo a este héroe tan poco convencional del mundo Marvel, no conozco si trayectoria en los comic con lo que siento no poder haceros la comparativa. En cualquier caso, he visto todas las películas anteriores de la compañía y puedo deciros que es, con diferencia, la mejor que han sacado en mucho tiempo.
Antes de seguir soltándoos mi chapa dejadme que os la resuma brevemente.
El doctor Stephen Strange es un cirujano codicioso y narcisista que tras un grave accidente de coche pierde ese don que tiene en el mundo de la cirugía. Desesperado por encontrar un modo de volver a los quirófanos viaja al Himalaya donde se verá obligado a hacer frente a la teoría de las diferentes realidades y el uso de la "magia".
El actor que da vida a Strange, Benedict Cumberbatch (como habréis leido algunos en mi twitter), de buenas a primeras no me gusta(ba) nada, no nos quedemos en lo superficial gracias, no se trata de que no me atraiga físicamente si no que sus actuaciones nunca terminaron de convencerme, pero después de esta película es, tras Tom Hiddleston, en mi actor predilecto. El papel le va como anillo al dedo, sinceramente no podría imaginarme a mejor actor para dar vida al doctor.
En cuanto al papel de la grandiosa Tilda Swan tan maravilloso como siempre, no me esperaba que fuera el personaje que le fue asignado (siempre pretendo no leer demasiado sobre las películas que voy a ver al cine para no tener expectativas al respecto, de ahí que no supiera esto). Cada gesto y palabra suave y lentamente pronunciada tiene muchísima presencia en la gran pantalla.
Algunos alaban la actuación de Rachel McAdams, yo no sólo que voy a hacerlo, si no que pongo en duda siquiera su capacidad para este papel, en mi opinión se le ha quedado grande, una actuación bastante pobre.
Lo que más me atrajo de la historia, antes incluso de ir al cine, fue, sin lugar a duda, el tema del tiempo, su manipulación y como vivimos su realidad. El juego que hacen en el final del film en lo referente a este tema es divertido a la par que acertado.
Suelo tener problemas con las películas que usan (o abusan) tantos efectos especiales pero me alegra poder deciros que en este caso me he creido cada manipulación hecha con ordenador, no quedaba como un pegote mal puesto o como parche para una historia floja, ayuda a llevar y entender el argumento. Verdaderamente impresionantes, os lo aseguro.
Me gustaría decir también que en Doctor Strange no tuve en ningún momento esa sensación de mareo con los movimientos bruscos de cámara, que estoy padeciendo en muchas películas con las nuevas actulizaciones de calidad de la imagen, lo cual es un plus.

Para resumir sólo puedo decir, 100% recomendable, un 9 sin lugar a dudas. Una de esas películas que no podría dejar de recomendar.
Dejadme vuestras opiniones en los comentarios.

P.D: Siento haber tardado tanto en publicar esta entrada, estoy bastante ocupada últimamente.

1 comentario:

  1. ¡Hola, guapa!

    La verdad yo es que soy muy fan de Benedict jaja, lo siento ^^', casi que fui por eso, me vuelve majara jaja. La vi en VO y bueno, es una película palomitera y ya, como casi todas las de marvel. Aunque considero que tiene un punto interesante y que deberían haber explotado más el hecho de poder modificar el espacio, etc.
    En fin, muy buena reseña ^^

    ¡Un saludín!

    ResponderEliminar