martes, 7 de febrero de 2017

Últimas noticias: #Decluttering

Curiosamente la primera entrada del blog trato sobre el decluttering (aquí la tenéis) y después de cuatro meses ya es hora de daros noticias de como me va en este respecto.
Este viaje está teniendo sus idas y sus venidas pero sin lugar a dudas el día que decidí emprenderlo fue un día digno de festejos. 
Antes de contaros de qué me he estado desaciendo encuentro interesante compartir con vosotras los cambios/mejoras esenciales que he experimentado en los últimos meses.
Para empezar ya no queda en mi vida gente que me haga daño ni actividades que me hagan infeliz. No hay tiempo para tonterías cuando pretendes llevar una vida significativa. Además, ahora más que nunca, tengo ganas de mantenerme activa (activa que no ocupada - más sobre esto en próximas entradas), no me da pereza salir a la calle, de hecho, disfruto mucho del aire fresco y la buena compañía. 
En cuanto a mi estrés y ansiedad han volado lejos. Sí señoras, soy todo calma ahora mismo (con mis pequeños cabreos aquí y allá, para que os voy a engañar).
A continuación os espera mi actualización, qué he seguido recortando, en qué he empezado a gastar, todo ello, llevándome poco a poco a una vida más sencilla y llena (viva la redundancia) de vida. 

1. Ropa y zapatos
Sólo os voy a decir que casi toda mi ropa cabe en un cajón (quitando camisas, vestidos y chaquetas) y además sólo tengo cinco pares de calzado (unas botas de invierno, zapatillas, dos sandalias y unos tacones). Lo justo y necesario, y aún así aún siento que sigo teniendo que revisar. 
2. Recuerdos
Por una parte decidí deshacerme de todo aquello que me recordara a alguien que me hubiera hecho daño en el pasado. Todo fuera = un lastre menos en mi vida.
Lo siguiente fue revisar mi caja de "notitas de clase" que no quería tirar hasta que dí con la app Tiny Scanner y ahora están en un pdf sin malgastar mi escaso espacio físico.
Mis diarios de cuando era pequeña los eché ha reciclar, tras revisarlos no encontré en ellos nada que me hiciera sentir la imperiosa necesidad de releerlos y mucho menos de guardarlos.
Y por último, las cosas que hice en los campamentos del scout han sido fotografiadas y llevadas a reciclar.
3. Libros
Si bien es cierto que ya había dejado ir un par de libros ahora me encuentro preguntándome a mi misma "¿querrías que tus hijos leyeran este libro?"... Si la respuesta es no va al montón de donativos.
Antes los donaba a la biblioteca pública de mi distrito (a parte, por supuesto de mi iniciativa que encontraréis en la entrada antigua). Tras una mala experiencia, en la que se me trató con desdén y se cogieron mis libros como si de basura se tratase decidí encontrar asociaciones que dieran buen provecho del tiempo y dinero que yo estaba dispuesta a donar. En esa búsqueda dí con la iniciativa Libros en Movimiento y descubrí que una de mis librerías favoritas, Librería Libu, acepta donativos, cuya venta irá integramente a fines benéficos. 
4. Juegos de mesa
En mi familia somos mucho de juegos de mesa pero eso de conservar hasta los que conservan el precinto desde el día que se compraron no tiene sentido alguno. Los he donado, harán feliz a una familia como no pudieron hacernos a nosotros.
5. Experimentar
El nombre de este punto puede sonar raro, pero tranquilas, no lo és en absoluto. He empezado a "consumir experiencias", en vez de gastar mi dinero en materia que añadiese peso a mi vida he empezado a hacerlo en pequeñas acciones que me hacen poco a poco más feliz.
Como bien sabréis las que me seguís en Twitter he empezado a ir a clases de Danza Oriental, años queriendo ir sin tener dinero para ello y el minimalismo me ha abierto los ojos. Mis gastos sólo estaban mal gestionados (y eso que siempre he presumido de mi buena gestión, que ingenua).

Cómo veis voy despacio y con buena letra, sin pausa pero sin prisa. Me encantaría saber como lo lleváis vosotras, ¿Vais a iniciaros? ¿hay algún espacio en tu vida que necesite limpieza a fondo? Como siempre os digo, es un placer leeros en los comentarios así que no dudéis en hacerlo.

P.D: No me olvido de que me pedisteis que os enseñara la organzación de mi armario, paciencia, tiempo al tiempo...

2 comentarios:

  1. Muy interesante tu entrada, monosina ^^. Yo la verdad, creo que todo está más o menos organizado. Quizás alguna revisión a mi ropa (Que tampoco tengo tanta pero hay ropa que me dio mi madre y que no uso...). Lo que sí tengo pendiente el estudio, pero entre fin de semana y fin de semana aún no encuentro el hueco... En fin.

    Me alegro que te estén yendo bien las cosas ^^ ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola cielo!
    Que bien estás ahora mismo y solo te puedo decir que sigas así proque lo estás haciendo genial.
    Yo tendría que ir pensándome también lo de ahorrar más espacio en mi armario de esas cosas que ya no sirven pero que no se tiran porque les tiene un cariño... también tengo libros en una bolsa para donar a la biblioteca de mi pueblo.
    Espero que todo siga tan bien como te va ahora.
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar