martes, 28 de marzo de 2017

La operación

Abro los ojos. La cabeza me da vueltas. Aún noto el olor a éter. No puedo moverme, las correas me esclavizan. Y entonces le veo, con mascarilla de papel ensangrentada. Su bisturí rasga mi piel, aullo de dolor. Me arrebata una parte de mi cuerpo de mujer y lloro, lloro por clemencia.


Después de esta tremenda sequía de entradas (lo siento tremendamente) os he traído el microrrelato de terror que fue seleccionado en uno de los concursos de diversidad literaria.
Espero que lo hayáis disfrutado y no olvidéis comentar con vuestras opiniones y/o criticas constructivas.