viernes, 24 de noviembre de 2017

Reseña Cinéfila: La Librería

En Bilbao tenemos la suerte de tener unos pequeños multicines en donde se opta por propuestas un poco más alternativas a las típicas películas que veríamos en todas las carteleras de todos los cines de centro comercial.
ThorOdinson64 y yo tuvimos el placer de ver La Librería de Isabel Coixet allí.

Si nos quedaramos simplemente en lo superficial os diría que La Librería trata sobre una mujer viuda que decide poner una librería en un pueblo pequeño para poder sentirse más cerca de su difunto marido y que en el trayecto de la historia la pobre mujer encontrará grandes baches a los que hacer frente. Lo dicho hasta ahora es completamente cierto, pero también habla de mucho más.
Habla del amor por la literatura, la relación que se crean con los libros, las relaciones de poder, la soledad, la muerte, el amor incipiente, la amistad incondicional...

La Librería está basada en un libro (con el mismo título) escrito por Penelope Fitzgerald y al parecer, la cineasta, decidió hacerle un film porque se sentía tremendamente identificada con la protagonista, Florence Green.

Creo que cualquier ratita de biblioteca se sentirá identificada con la maravillosa Florence. Su pureza, inocencia, pero a la vez fuerza, la hacen un personaje de lo más admirable.

Por supuesto, Emily Mortimer, nuestra protagonista, hace un papel redondo, sus actuaciones son siempre tan sensibles, casi sensitivas, que es imposible no acabar enamorada de ella. Y Bill Nighy, actor al que no esperaba encontrarme aquí, hace precisamente lo que me esperaba, un gran papel... No creo que este hombre me haya decepcionado nunca.

Esta es una película, como muchos señalan, con un estilo muy preppy que se intensifica en la elección de planos. Se ha comentado en la bloggosfera que no es más que un intento de ambientación típica inglesa con la mera intención de ocultar los fallos de cohesión de guión, con lo que estoy completamente en desacuerdo. La estética y la historia son muy coherentes.
Y, evidentemente, la música lo engloba todo dándole una atmósfera aún más intimista.
Es cierto que algunas cuestiones quedan un poco en el aire, pero me parece que es precisamente eso lo que hace que la perciba como una película tan humana, no todo llega a termino en la vida y aún así seguimos viviendo.

Disfruté cada minuto que estuve sentada en la butaca mirando embelesada la pantalla. Me ha encantado esta película.

Estoy deseando volver a ver La Librería y el resto de las propuestas de Isabel Coixet, ya que ha sido un grato descubrimiento.

Puntuación:
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario