domingo, 11 de febrero de 2018

Reseña cinéfila: Tres anuncios en las afueras

Esta fue una de esas películas que no sabías que ibas a ver cuando fuiste al cine. La verdad que esta vez no me arrepiento en absoluto de haber gastado mi dinero a ciegas.

Tres anuncios en las afueras (filme dirigido por Martin McDonagh) nos presenta la historia de Mildred Hayes (Frances McDormand), que tras la violación y asesinato de su hija, vistos los pocos avances de la investigación policial, decide presionar al sheriff poniendo tres anuncios en las vayas publicitarias a las afueras de la ciudad.

Si bien es cierto que es una historia con más de un agujero en el guión y situaciones recurrentes, me parece que la historia está muy llevada. No da la sensación de haberla visto antes ni resulta lastimosa en absoluto, lo que, teniendo en cuenta la temática, es de agradecer. Es destacable también el mix de géneros que utiliza, wenstern y drama rural entre otros, y lo bien hilados que resultan en pantalla.

Las actuaciones en general son brillantes; a destacar las de Frances McDormand, viva imagen de una madre dura que tiene que guardarlo todo en la mochila y mostrarse fuerte para poder sacar adelante a su familia, y Sam Rockwell, policía casposo que luego resulta ser mejor tío de lo que parecía. A pesar de todo el personaje que más me ha gustado es el del sheriff, interpretado por Woody Harrelson. Es conmovedor la viveza que le dan las cartas al personaje (sencillamente lo mejor del guión con diferencia, muy conmovedor).

Esta película ha sido amada y odiada a partes iguales por la crítica y el público. Amada esencialmente por que te pincha donde más duele y odiada por la "redención" del personaje racista.
Bien, cual es mi posición en esta cuestión... La verdad que la película me ha gustado aunque también es cierto que ese repentino cambio de paradigma del personaje no terminó de convencerme. A veces en el cine y la literatura hay que decir "bien me lo creo" y disfrutar de la historia. Igualmente tampoco creo que el personaje en cuestión termine siendo el héroe arrepentido, es el mismo gilipollas con un poquito más de conciencia (y visto así me lo trago mejor).

Las palabras del director "Debía ser deliberadamente desagradable y difícil. Porque es un mundo desagradable y difícil" me parece que lo dicen básicamente todo. Un pequeño fragmento de ficción que muestra tal cual es la realidad.

Muy recomendable sin lugar a duda. Tal vez no sea para todo tipo de público pero, en mi opinión terriblemente necesaria hoy en día.

Puntuación:

2 comentarios: